¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

El Campo de fútbol de Tíjola se hunde

El informe concluye que se debe a que su construcción se realizó sobre una antigua escombrera.

Arreglar el Campo de Fútbol municipal de Tíjola supone tres veces más de lo que costaría construir uno nuevo. Es lo que dice el informe realizado por el empresa ‘Geoxauen’ sobre las patologías que están hundiendo estas instalaciones, hasta tal punto que van a provocar su cierre para garantizar la seguridad de los vecinos.

El Campo de Fútbol de Tíjola se inauguró en el año 2008. El entonces director de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta, Leonardo Chaves, inauguraba unas instalaciones que contaron con una subvención de 225.000 y un presupuesto total de 450.000 euros.


La nueva instalación de césped artificial en el Paraje de La Fuensanta, se construyó donde anteriormente se ubicó un escombrera y ese parece ser el origen de todos los problemas. Fue una de las obras estrella del ex alcalde socialista José Francisco Carreño, que apenas dos años después de su inauguración comenzó a hundirse literalmente. Hundimientos, fisuras y grietas en su superficie en diferentes zonas del terreno de juego y también del vallado.
Un primer estudio del arquitecto municipal, publicado en el año 2010 por La Comarca, ya advertía que “se están produciendo asentamientos como consecuencia de no poseer el terreno las cualidades necesarias para el fin al que se destina, presuntamente por no haber seguido el proceso de compactación necesario, dadas las características del subsuelo”. Y es que el lugar donde se ha construido “era un antiguo vertedero junto a un barranco” confirma también el actual alcalde de Tíjola, Mario Padilla, que tuvo que encargar un nuevo estudio, ante el empeoramiento de las instalaciones en los últimos tiempos.


“El estudio que hemos encargado para valorar las diferentes opciones que nos permitan corregir esta situación han confirmado nuestros peores pronósticos. El campo se construyó sobre una escombrera. Sobre una plataforma realizada mediante un relleno sobre el barranco existente. El relleno es prácticamente nulo debido a la falta de compactación, por eso las grietas y por eso se está hundiendo el campo, debido al asiento de los rellenos donde se ha construido el campo de fútbol” explica el primer edil que no oculta su molestia. “Según este informe arreglarlo supondría casi un millón de euros, tres veces más de lo que cuesta uno nuevo” asegura.


Con las lluvias caídas el pasado fin de semana, la instalación se ha deteriorado aun más, por eso, estudian el cierre del campo y la búsqueda de instalaciones alternativas, incluso en otros pueblos, para las Escuelas Deportivas.








0 comentarios :

Publicar un comentario