¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

miércoles, 23 de abril de 2014

Nuevo alumbrado público por la mejora de la imagen y del ahorro en Tíjola

El ahorro energético puede ser de un 75% gracias a la instalación de las nuevas farolas

Las que habia colocadas con anterioridad se instalaran en El Higueral, alumbrando la entrada del municipio.

Entrada de Higueral
Dos de las principales vías de Tíjola contarán próximamente con nuevo alumbrado público. Esta iniciativa del Ayuntamiento tijoleño persigue mejorar la imagen del núcleo urbano del municipio y, además, conseguir un sustancial ahorro mensual para las arcas municipales en forma de recibo de la luz.

En la calle Virgen del Socorro los 46 puntos de luz de alumbrado tradicional que presidían esta céntrica arteria han sido sustituidos por 13 modernas farolas de LED. Mientras que los anteriores puntos de luz tenían un consumo de alrededor de 150 vatios por unidad, las nuevas han reducido esa cifra hasta los 80 vatios. “Con estos cambios también nos hemos adaptado a la nueva normativa lumínica”, añade el alcalde del municipio, Mario Padilla.

 Las antiguas lámparas ya están apagadas y próximamente “se retirarán los pies de farola” de la avenida. “Se puede llegar a ahorrar un 75% de luz con la nueva iluminación.

Nueva actuación

Además le hemos dado homogeneidad a la calle y hemos mejora su estética, aunque es verdad que el ahorro energético que conlleva es considerable”, ha subrayado el regidor tijoleño. La misma operación de sustitución de farolas comenzó este miércoles en otra calle.

En este caso, la Avenida José Antonio también está sufriendo mejoras mediante obras en el pavimento y en el acerado, además del cambio de  iluminación. La intención del equipo de Gobierno municipal es la de llevar estas actuaciones hasta la carretera general, dentro de un proyecto enmarcado en los Planes Provinciales.

Uno de los pueblos de la comarca del Almanzora que puede presumir de gestión (deuda cero) e inversión en obras necesarias para mejorar infraestructuras municipales, es Tíjola. Pero la realización de algunos trabajos, como es el caso del saneamiento de agua, luz y farolas en la calle José Antonio, ha provocado la queja de algunos comerciantes del lugar, concretamente de quienes tienen sus negocios en la entrada del municipio, desde la gasolinera a la rotonda. Allí los trabajos que está ejecutando el consistorio, cuyo plazo de ejecución son 16 semanas, ha motivado el reclamo de quienes aseguran que “las ventas han bajado, luego de que comenzaran las obras”. Es lo que afirma Mari Carmen Checa, quien regenta una cafetería y asegura que “los problemas de circulación está afectando a siete u ocho negocios”. La portavoz de los comerciantes, solicita “alguna alternativa más” a las que ha dado el Ayuntamiento, consiente de “que los trabajos que se están realizando son un beneficio para todos los vecinos”. Los comerciantes, quienes temen que la Semana Santa los encuentre en la misma situación, proponen una mejor señalización, la habilitación de aparcamientos y que se cierre la calle en un solo sentido” así permitir que los clientes lleguen hasta sus puntos de venta.

Consultado al respecto, el alcalde local Mario Padilla entiende a los vecinos y “me volveré a reunir con ellos para escuchar cuáles son sus aportes y poder llegar a un acuerdo. Lo que nosotros intentamos es trabajar de la mejor manera en beneficio del pueblo, y el acometimiento de esta obra es producto de ello. Nuestra voluntad es que las tareas que se están llevando a cabo en esa zona, tengan el menor impacto posible en la economía de nuestro comercio. Entendemos la situación, y entendemos los problemas que se pueden generar, sabemos que la crisis afecta a los comerciantes, pero también pedimos a todos los vecinos la mayor tolerancia y comprensión, ya que los trabajos son necesarios, benefician a un importantísimo número de tijoleños que viven en ese tramo del pueblo. Hay cosas que la normativa prohíbe, como que en un lado de la calle haya una pala con piedras y del otro estén pasando coches, pero así y todo veremos qué es lo mejor. Cada vez que se realizan trabajos de este calado, hay quien se siente perjudicado, pero al final, luego todos nos alegraremos de que las cosas estén en condiciones”, afirmó el primer edil.

Fuente: La Voz de Almeria y La Comarca Noticias

Esta semana el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado una modificación del decreto de protección del cielo nocturno contra la contaminación lumínica, vigente desde 2010, con el fin de ampliar los plazos establecidos para la adaptación de los ayuntamientos a sus objetivos. Una decisión que se justifica por la actual situación económica y por las dificultades financieras que atraviesan las entidades locales.

En el acuerdo del Consejo de Gobierno de esta semana se especifica que se amplía de uno a tres años el periodo que se concede a los ayuntamientos para presentar las propuestas de zonificación lumínica de sus términos municipales, estableciéndose como fecha límite el 14 de febrero de 2015.

Informe

Según datos facilitados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en la provincia se han presentado hasta la fecha 29 propuestas de zonificación lumínica, lo que corresponde al 28,4% de los municipios almerienses. Para 12 de ellas ya se ha emitido desde la Delegación Provincial el informe que indica el reglamento, todos favorable. Además, Medio Ambiente ha recibido la zonificación definitiva de cuatro de los municipios (Gádor, Laroya, Tabernas y Bayarque).

El resto de municipios de la provincia de Almería que han presentado su propuesta de zonificación y que han recibido ya el informe por parte de Medio Ambiente son Tahal, Bédar, Fines, Partaloa, Sierro, Suflí, Tíjola y Armuña del Almanzora.

Competencias

Tras la modificación del decreto de protección del cielo nocturno contra la contaminación lumínica, los ayuntamientos tendrán un mayor margen para establecer en sus términos municipales las zonas de protección sobre las que son competentes.

Entre ellas se incluyen las áreas “de flujo luminoso reducido”, que son todas las colindantes con las zonas oscuras y terrenos de espacios naturales no incluidos en ellas; “de flujo luminoso medio”, como residenciales con densidad media-baja de edificación, industriales, dotacionales con utilización en horario nocturno y espacios libres; y “de flujo luminoso elevado”, las de cascos urbanos con alta edificación y las que acogen actividades comerciales, turísticas y recreativas en horario nocturno.

Esta modificación del decreto también supone ampliar de tres a diez años el plazo para la sustitución de las luminarias más contaminantes, es decir, aquellas que emitan hacia el cielo más de un 25% de su flujo total.
Según Medio Ambiente, las propuestas de zonificación que se han presentado ya incluyen una planificación de las acciones necesarias para la adaptación al decreto de las citadas luminarias.

Además, el reglamento recoge, entre otras restricciones, la prohibición del uso de leds, láseres y proyectores convencionales que emitan por encima del plano horizontal con fines publicitarios y recreativos; la utilización de aerostatos iluminativos con la misma finalidad en horario nocturno, y la iluminación de playas y costas, salvo las integradas en núcleos de población. Sin embargo, se recogen excepciones, con la autorización de los ayuntamientos, que deberán ser justificadas por motivos de seguridad ciudadana, situaciones de emergencia y especial interés cultural, turístico y deportivo.

0 comentarios :

Publicar un comentario