¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

lunes, 3 de junio de 2013

El obispado exige la propiedad de la ermita del Layón y de la Virgen a cambio de dar misa en la romeria


El Vicario Episcopal asegura que el templo se ha construido "al margen de la autorización eclesiástica"

Los vecinos de Bacares, Tíjola, Serón y Bayarque están "indignados".

Los vecinos de Bacares, Bayarque, Tíjola y Serón, los cuatro municipios que desde hace siete años celebran una romería para venerar a la virgen de Lourdes que tiene su santuario en el paraje El Layón, aseguran estar "indignados con las imposiciones del Vicario Episcopal del Obispado de Almería".

Aseguran que en este caso se cumple a rajatabla el dicho popular "con la iglesia han topado". Y es que el Obispado les ha exigido la propiedad de la ermita y de la virgen si quieren seguir celebrando misas en este pequeño templo enclavado en la Sierra de Los Filabres.

Los cuatro ayuntamientos que cada año colaboran económicamente en la celebración de la fiesta han recibido una carta en la que se les informa de que no se permitirá la celebración de misas hasta que no se solventen una serie de cuestiones que "están al margen de la autorización eclesiástica". Sin ir más lejos, el pasado fin de semana se celebró la romería y por primera vez los devotos se han quedado sin el acto litúrgico ante la estricta negativa, por lo que decidieron como alternativa rezar un rosario y cantar la salve rociera ante la imagen de Lourdes.

En la carta, a la que ha tenido acceso Diario de Almería, el Vicario Episcopal informa a los alcaldes de los cuatro pueblos que "con ánimo de regularizar canónicamente una iniciativa que se ha llevado a cabo al margen de la autorización eclesiástica superior regularizada por ley en los acuerdos entre la Santa Sede y el Gobierno Español de 1979 sobre asuntos jurídicos, este Obispado considera obligado que: para que la ermita pueda ser utilizada para la celebración de la Santa Misa y además se salvaguarde el carácter religioso del lugar, lo más conveniente es transferir la propiedad a la parroquia en cuyo territorio está enclavada, y si el terreno que ocupa fuera compartido, también lo sería la propiedad del mismo por parte de los municipios afectados".

Son en total son seis puntos de obligado cumplimiento los que explica el Vicario, entre los que también destaca que "debe transformarse por completo la disposición de elementos sagrados de la pared frontal del templo siguiendo el criterio del párroco de Tíjola", por lo que hasta que no se lleve a cabo esta modificación y sea bendecida "la ermita no será apta para las celebraciones litúrgicas".

Una de las exigencias que más ha llamado la atención de los alcaldes y de los devotos es el punto en el que exige que la virgen para ser venerada "debe tener unas proporciones adecuadas para el culto público", por lo que indica que la actual talla que hay debe ser sustituida por otra, y que el resto de imágenes que haya deben ser retiradas por no ser autorizadas para el lugar. En este sentido indica "que de ningún modo pueden quedar al arbitrio de devoción particular".

El Obispado deja muy claro en su escrito que "sólo si se cumplen esta exigencias, que garantizan la dignidad del culto cristiano y la veneración de las imágenes, podrá autorizar la apertura canónica de la ermita".

Los pueblos, que no tienen muy claro aún si la propiedad es de la Junta de Andalucía o del municipio de Bacares (a raíz de este conflicto han iniciado un estudio para ver por dónde va la linde del terreno y de los términos municipales), no están dispuestos a complacer al Obispado, especialmente por las formas con las que "quiere hacerse con el patrimonio" y por la negativa a celebrar una misa cuando sí se ha hecho en años anteriores.

Los cuatro alcaldes recuerdan que el origen de la romería de El Layón para venerar a la virgen de Lourdes nació de una iniciativa popular cuyo objetivo no es otro que "hermanar a los municipios cuyos términos municipales confluyen en este punto, pasar un día al año de convivencia para unir aún más a los vecinos de esta parte del Alto Almanzora y compartir experiencias". Es precisamente la única fiesta de la provincia de estas características y que además de tener connotaciones religiosas, también las tiene de unidad y convivencia de cuatro pueblos, como destacaron los ediles de Bacares, Bayarque, Tíjola y Serón.


fuente: elalmeria.es
foto: blog de bacares

0 comentarios :

Publicar un comentario