¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

martes, 20 de noviembre de 2012

Los Moros y Cristianos de Higueral caminan hacia su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad


Inician el expediente para conseguir que la UNESCO le otorgue el grado de protección, que servirá para su promoción en todo el mundo

Las fiestas de moros y cristianos han sido reconocidas recientemente como el premio 'Huellas del Milenio', como la estela del milenio más votada a través de la portal de comunicación ideal.es. Ahora inician un nuevo camino, si cabe más ambicioso, para conseguir ser declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Ya se han dado los primeros pasos en esta larga andadura. En pasado día 14, en la sede de Unesco de Valencia se firmó la candidatura por parte de José Osuna Presidente del Club Unesco y Francisco López Presidente de la Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos. Tan solo en la comarca del Almanzora existen numerosos manifestaciones culturales relacionadas con los moros y cristianos, como los festejos que se realizan en municipios de Oria, Lúcar, Somontín, Laroya, la barriada del Higueral de Tíjola, Bayarque, las relaciones de los Moros y Cristianos del Santo Cristo del Bosque de Bacares o los festejos que se celebraban en Cantoria o Albanchez, donde se está trabajando para su recuperación y puesta en valor. En Purchena, también se celebran este tipo de festejos, con una versión diferente basada en los Juegos Moriscos de Aben Humeya. Cabe señalar también las fiestas de Moros y Cristianos que este mismo fin de semana se celebran en el vecino municipio de la Sierra de Los Filabres, Olula de Castro. Así hasta alcanzar la cifra de 200 poblaciones de toda España, que anualmente celebran estas representaciones teatrales callejeras. Se encuentran en las regiones de Aragón, Baleares, Castilla, Navarra, La Mancha, Cataluña pero especialmente en la comunidad Valenciana y Andalucía. Representaciones teatrales, lidias ecuestres, bailas de espadas, bailes de caballos...

Son distintas formas de actuaciones que, designadas como morescas, moriscas, morismas, soldadescas, moros y cristianos, se vienen celebrando desde la Edad Media hasta hoy día, no sólo en España sino también en otros países como Portugal, Italia o México. Todo ello ha llevado que a lo largo de la historia, numerosos dramaturgos tomaran como escenario de sus obras las distintas luchas entre ambos bandos, entre los más destacados, Ginés Pérez de Hita, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Francisco de Rojas Zorrilla, entre otros. En cuanto a la antigüedad de las fiestas de moros y cristianos que se celebran actualmente destacan las de Caudete o las de Zújar y Benamaurel, cuyo hallazgo de las representaciones primitivas de acuerdo al análisis de su contenido fueron escritas a partir del S. XVII. Precisamente de Benamaurel es uno de los principales artífices de esta ambiciosa andadura para conseguir la catalogación de la Unesco. Miguel Ángel Martínez Pozo es el autor del primer gran estudio en España sobre las fiestas de moros y cristianos como fenómeno global con arraigo no solo en nuestro país, el libro 'Fiestas de Moros y Cristianos en España'. Esta obra fue el punto de partida para iniciar el expediente.

El joven investigador explica para este periódico, que «su consecución supondría una importantísima repercusión para todos los municipios que los celebran, además de una categoría de protección para su conservación y persistencia en el futuro». Las fiestas de moros y cristianos poseen un acusado y amplio contenido, mayor que el de otros tipos de fiestas, y se puede decir que son una manifestación de la cultura, la tradición y la historia de los pueblos en los que se celebran. Son manifestaciones culturales por la mayoría de sus actos; guardan la tradición de varios siglos, porque en muchos pueblos son centenarias; y representan la historia, especialmente aquel período tan importante de la España de la Edad Media e incluso de la Moderna. Por lo tanto, un tesoro que hemos sabido conservar y enriquecer con el paso del tiempo.

Otro aspecto muy importante es que están orientadas hacia el respeto entre las dos culturas, una exaltación del pasado musulmán y de su cultura, tan rica en toda la comunidad andaluza.

Fuente: Ideal.es

0 comentarios :

Publicar un comentario