¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

domingo, 2 de septiembre de 2012

Alberto Castellón, medico en Tíjola, presento su libro sobre Somontin; 'Somontín, balcón del Almanzora'


Más de 200 vecinos acudieron a la presentación de un texto llamado 'Somontín, balcón del Almanzora' y editado por el Instituto de Estudios Almerienses

Hace unos días, se llevaba a cabo en el mirador de Somontín y ante más de 200 vecinos, la presentación el libro Somontín Balcón del Almanzora, escrito por Alberto Castellón, médico de profesión y oriundo del municipio.

Después de las palabras de bienvenida del alcalde de la localidad Ramón Rueda, y las explicaciones técnicas del editor José Domingo Lentisco, fue el propio Castellón, vecino de este pueblo del alto Almanzora quien procedió a brindar someras explicaciones que guían al lector desde el principio al fin de la obra.

Somontín es un municipio con restos arqueológicos de más de 5.000 años y una historia documentada desde el siglo IX.

Su economía progresó durante siglos con el esparto y el jaboncillo de sastre; tierra de arrieros, estraperlistas y bandoleros, que desde los tiempos de la guerra de los moriscos, festeja a San Sebastián con pasión en el Día de la Rosca.

Mario Padilla, alcalde de Tíjola en la presentación del libro
Reflejos de la prehistoria y la antigüedad, del periodo medieval, de la época moderna hasta nuestros días, este cuarto volumen de la colección del Instituto de Estudios Almerienses que ha llevado casi tres años de trabajo intenso, recoge documentación, arqueología, cultura popular, fiestas y celebraciones transmitidas oralmente, que nos introducen en una comunidad viva, activa, con tradición oral y escrita, de una riqueza excepcional.

La intención, según manifiestan desde la editorial, es "conservar la historia como patrimonio de todos los somontineros, como testimonio y recuerdo secular para futuras generaciones; el libro pretende ser una aportación a la historia, costumbres y tradiciones. Así lo transmitiremos a nuestros hijos y nietos, evitando que se pierda disuelto en la memoria colectiva".

Por ello casi todo el pueblo de Somontín se dio cita en su mirador natural, ese que los poetas han bautizado como Balcón del Almanzora.

Allí estaban ellos, al pie del monte, para recordar, para reconocerse, para identificar personas y lugares. Orgullosos de su herencia y agradecidos con su paisano que ha recogido retales de historia que dan sentido a este presente.

Posteriormente debatieron acerca de la importancia de preservar la historia.


0 comentarios :

Publicar un comentario