¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

martes, 31 de mayo de 2011

Los regantes denuncian que el agua fluye del suelo cerca de Cela


Varias fincas cercanas a la Fuente llevan semanas con numerosos charcos.

Los regantes de Tíjola, Armuña y Lúcar, se muestran preocupados porque "fluye agua desde el suelo en las fincas cercanas a la fuente de Cela". Así avisa el propio vicepresidente de la Comunidad de Regantes de la Fuente de Cela, Gabriel López, que muestra los numerosos charcos de agua, y las grietas que se han abierto en la zona, en una nave, e incluso en el asfalto de la calle.

Los regantes piden a la administración que "investigue las causas por las que el agua ha comenzado a fluir desde debajo de la tierra". Recorriendo las parcelas, se pueden ver manchas de humedad en la tierra sin motivo aparente o todo un bancal de olivos destinado a su cultivo, completamente inundado. Antonio Ruiz, el encargado de la finca, comenta que "en un momento llegué a pensar que las fuertes lluvias de hace un mes habían provocado el charco, pero con el correr de los días, no solo que no se va, si no que hay más agua, lo que va a perjudicar la plantación" afirmaba. En esa misma finca, Gabriel López muestra las grietas existentes en una nave que lleva dos meses construida, según el vicepresidente de los regantes "el terreno ha comenzado a ceder y ha provocado estas grietas", mientras nos señala la pared y la acera.

A principios del mes de marzo la comunidad de regantes Fuente de Cela se ponía en contacto a través de un burofax con la Agencia Andaluza del Agua, solicitando información acerca de una perforación que se había hecho en las inmediaciones de la balsa, ya que alertaban de un posible pinchazo en la bolsa del manantial. La sospecha se basaba en la merma que marcaba el reloj que mide el nivel de agua. En ese momento, al lugar concurrieron los alcaldes de la zona de influencia de los regantes, Tíjola, Armuña y Lúcar, el jefe de servicio de la Agencia Andaluza del Agua, y la delegada de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez, quienes, según el vicepresidente de los Regantes, Gabriel López Encinas, "prometieron dar respuesta al escrito, algo que hasta el momento no han hecho, y por lo tanto desconocemos la situación que se está dando".

La empresa, tal como informáramos en su día, contaba con una autorización de la Jefatura de Minas para perforar 200 metros, y con un diámetro del tubo establecido; pero en vez de 200 metros y con un diámetro superior al autorizado, perforaron hasta los 470 metros, mientras tanto solicitaban una ampliación. A esta información, ratificada por ambas partes, se le suma el compromiso de sellar la boca del pozo, algo que sucedió días más tarde, y de lo que también dimos cuenta.

López Encinas se ufana en aclarar que "yo no digo que este nuevo pozo sea el responsable de la filtración, ni que esta empresa no pueda sacar agua. Lo que digo es que las autoridades tienen que determinar de dónde sale el agua que está inundando estas fincas y qué es lo que ha provocado que ello suceda. Por lo demás, creo que todos tenemos derecho a sacar agua, si contamos con los permisos correspondientes, porque si no, cualquiera puede hacer cualquier cosa, y esto es un manantial natural" concluye.

0 comentarios :

Publicar un comentario