¡¡¡¡Estamos en Facebook!!!!

lunes, 9 de agosto de 2010

Jóvenes del Centro de Menores de Purchena se forman y trabajan como pintores en una Casa de Oficios




La Consejería de Empleo subvenciona con 28.958 euros la expe-riencia, que persigue la reinserción de ocho internos del centro.

Impulsar la reinserción de los menores infractores y capacitarles para desempeñar una profesión con salida en el mercado laboral son los objetivos que persigue la Casa de Oficios `Centro de Inserción Sociolaboral III´, en la que ocho jóvenes internos en el Centro de Inserción Laboral de Purchena se forman en la especialidad de pintura. La Casa de Oficios cuenta con una subvención de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía de 28.958 euros y está impulsada por la Asociación para la Gestión de la Integración Social (GINSO).

La delegada de Empleo, Francisca Pérez Laborda, ha conocido esta semana de primera mano las labores que desarrollan en la localidad de Tíjola los ocho alumnos y alumnas de esta Casa de Oficios, todos ellos jóvenes de entre 16 y 18 años que afrontan el último período de su medida judicial.

Los beneficiarios de esta iniciativa han recibido desde noviembre de 2009 seis meses de formación teórica sobre pintura y mantenimiento de edificios. Completada esta etapa formativa, el alumnado inició el pasado mes de mayo el período de alternancia, por el que durante otro medio año combinará la teoría con el trabajo práctico.

Así, los menores infractores que participan en esta experiencia han suscrito un contrato de formación para desarrollar sus prácticas de pintura en el municipio de Tíjola, donde las tareas a desempeñar consisten en pintar una nave del paraje de Las Malvinas, varias casas rurales de la barriada de Cela y el Colegio del Sagrado Corazón, así como la piscina municipal, que es la labor en la que se han centrado en los últimos días, tras la que se dedicarán a la mejora de las barandillas, las papeleras y los bancos de la localidad.

Acompañados como en el resto de las prácticas por un monitor que supervisa su trabajo, los alumnos recibieron en la piscina municipal la visita de la delegada de Empleo, que celebró la labor de la Casa de Oficios, que mejorará notablemente las posibilidades de estos jóvenes para encontrar un empleo, dado el alto índice de inserción con el que cuentan este tipo de iniciativas.

“La inserción laboral de estos jóvenes es además un medio fundamental para reinsertarse”, subrayó Pérez Laborda sobre el valor de este período formativo, en el que se incide en el fomento de hábitos de conducta y de habilidades que contribuyan a la reintegración social del alumnado que, pasado el ecuador de su período formativo, mantiene un alta motivación hacia el trabajo que desempeña, pues éste propicia que el cumplimiento de sus medidas judiciales sea también para ellos una oportunidad para acceder al mercado de trabajo.

0 comentarios :

Publicar un comentario